BRUMA EN UNA CAJA - ConMiAlmaAlAire

BRUMA EN UNA CAJA





El día que Andrea llegó a mi edificio lo recuerdo mejor que el día que tuve hoy. Os cuento el por qué y me entenderéis. 

Resulta que yo me había propuesto ponerme a caminar todos los días media hora por la tarde y hacer una de estas dietas milagrosas de sirope de arce. Sí, no me juzguéis, no era consciente de que no sirven para nada y encima son perjudiciales para la salud. Yo, simplemente estaba preocupada de bajar unos 10 kilos lo antes posible antes de verano. Ya que, tenía una boda y quería entrar en un precioso vestido que había en El Corte Inglés. Y para mi pesar, solamente tenían hasta la talla L. 

Con estas andaba yo, equipada con el chándal y los deportivos, también con una botellita pequeña de agua de 500 ml. ¡No vaya a ser que me deshidratara! Así que salí al portal y me topé de bruces con dos chicos que cargaban con un sofá polipiel negro de dos plazas. Delante de mi edificio un furgón de mudanzas estaba medio lleno. Había bastantes muebles, mesillas, sillas, espejos... Todo de último diseño y de muy buena calidad aparentemente. También había alguna que otra caja con su etiquetado correspondiente con letras grandes que designaban los objetos interiores. En una de esas cajas me pareció leer: "frágil vajilla de cristal de bohemia". 

En fin, me preguntaba quien se mudaba. Sabía que era para el 5ºc porque era el único disponible para alquilar. Y a los demás vecinos los conozco de casi toda la vida justamente desde que mis padres se separaron. Mi madre y yo nos vivimos a vivir aquí, llevo ya veinte años mínimo. Conozco a las hermanas solteronas y cincuentonas del 2ºb, las más cotillas del edificio; al bombero del 3ºa que vive con su esposa y su precioso bebé de tan solo dos meses... y así, podría citar a todos y cada uno de los vecinos del edificio. 

Más que nada, me importaba quien ocuparía el piso porque viviría encima del mío y los anteriores inquilinos eran insoportables. Se montaban unas fiestas que hasta ni por la semana podíamos pegar ojo y no había sido la primera vez que varios vecinos habíamos llamado a la policía porque el ruído del griterío y la música alta junto con el olor a marihuana era ya diario. Espero que la casera tuviera mejor criterio y no alquilara sólo pensando en recaudar dinero.

No paré de pensar en todo esto durante mi caminata... Cuando regresé a casa el furgón de la mudanza ya no estaba. Abrí el portal y tropecé con un par de cajas llenas de libros. El ascensor bajaba,de él salió una chica muy delgada y pelirroja que se acercó a mí.

-¡Hola! Disculpa,no me ha dado tiempo de recoger todas las cajas. Estoy instalándome en el 5ºc. ¿Vives aquí? 
-Umm, sí, sí. Yo vivo justo debajo en el 4ºc.-Titubeé.
-Encantada, me llamo Andrea. Me vendrá bien conocer a alguien en el edificio.
-Yo Carol-respondí escuetamente.

Me quedé ahí plantada sin mover ni un músculo observando como recogía las cajas y las subía al ascensor. Ni siquiera le ofrecí ayuda. Debió pensar que era una maleducada... Me disponía a llamar al ascensor, cuando ví una caja más pequeña que había quedado fuera del edificio. Juraría que antes no estaba... Mi afán por husmear en ella se desvaneció pero me llamó la atención que no tenía etiqueta como en las anteriores.

Quería ser buena vecina y la chica parecía maja. Así que timbré en su puerta y le dí la caja. Andrea dijo que no era suya. Cual asombro nuestro al oír un maullido que provenía del interior. Me invitó a entrar en el piso y nos dispusimos a abrir la caja llenas de emoción. Era un cachorro. Era precioso. Era blanquito todo, solamente el rabo y la frente eran color crema. En ese preciso momento cuando miré a los ojos a ese gato supe que sería para mí. Así Bruma apareció fortuitamente en mi vida el mismo día que Andrea.

14 comentarios:

  1. Precioso relato, de verdad. Me pareces una chica que vale para esto. La lectura me transporta y me encanta. Creo que puedes llegar tan lejos como te propongas. Sigue así... Estoy deseando leer el siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anónimo. La verdad es que disfruto escribiendo y cada vez más. No sé si valgo o no pero soñar es gratis. También pienso que con esfuerzo y trabajo uno puede alcanzar parte de sus sueños. Intentaré acordarme de este bello consejo que me aportas. Muchas gracias por escribir.

      Eliminar
  2. que bonita tus historias siempre me saben a poco jajaja quiero mas... leer mas 😍😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brida, me encanta leer esto. Me anima a seguir... en unos días más y mejor.
      Un besito grande preciosa. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Moitas gracias CaseTrinta tanto por comentar coma estar sempre ahí. Desexo que as seguintes sexan do teu agrado. Un saudiño e ata a próxima.

      Eliminar
  4. Yo estoy siempre expectante a que salga la proxima! Esta me ha emocionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Stefayelen. Con esta creo que te has sorprendido y emocionado a la vez. No te lo esperabas... eh? Gracias por comentar y por tu apoyo. Besitos.

      Eliminar
  5. Que maravilla esos maullidos, esa caja... aiii que recuerdos me entran, yo hace tiempo estaba abriendo el maletero de un coche y dentro estaba una caja con una gata persa y un enorme lazo rojo, de esto hace ya bufff la friolera de ...bueno no lo digo que se me echan años jaja... ya sabes que adoro a los gatos y me da que pronto voy a adoptar, cuando sea el momento ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso compartimos nuestra adoración por los gatos. Yo no hay uno por la calle que vea y ya me ponga a hablar con él, es matemático, me sale de dentro. Quien me vea dirá ahí está "la típica loca de los gatos".
      Yo sé que lo adoptaras, queda poco para eso. Ojalá lo antes posible.
      Besitos mil.

      Eliminar
  6. ¡¡Un relato que me ha dejado con muchas ganas de saber como continúa la historia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva. Muchas gracias por leerme y comentar. Te lo agradezco mucho. Sé que eres buena lectora y tu opinión es importante. Ya me seguirás contando que te parece la historia.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar

instagram